Lesielle, cosméticos a medida

4 Noviembre 2019

¿Te imaginas poder crear una crema específica para tu tipo de piel en casa y en tan solo 3 segundos?   Aunque parezca ficción, puedes crear tu propio cosmético, totalmente personalizado y a un precio muy interesante.

El sector de la cosmética no para de innovar y adaptarse a las necesidades específicas de cada consumidor. Cada persona tiene una piel única y, sin embargo, los cosméticos que encontramos actualmente en el mercado son genéricos y envasados en cantidades que suelen durar demasiado, y que muy probablemente antes de acabarse ya no concuerdan perfectamente con las necesidades de la piel del usuario.

La startup andaluza Lesielle ha creado una nueva generación de cosmética a medida. Gracias a un dispositivo pionero y patentado, el consumidor puede crear un cosmético a medida, desde casa y tan solo pulsando un botón. Utilizando el símil de Nespresso, al igual que podemos tomar un café diferente en cualquier momento y simplemente cambiando una cápsula, con Lesielle, tanto hombres como mujeres, pueden crear su propio tratamiento de cuidado facial en casa pulsando solo un botón.

El proceso consiste en la combinación de una crema base con hasta cuatro activos que se pueden personalizar en cuanto a la hidratación y la textura deseadas. El resultado es una monodosis de cosmético totalmente adaptada a las características de nuestra piel.

Lesielle fue la startup ganadora de los Premios Andalucía Emprende 2018 en la categoría CREA

Todo empezó en 2016 en Suiza, en la cabeza de Rubén Rubiales. Como farmacéutico especialista en industria y formulación buscaba una crema con una concentración determinada de vitamina A y C. Buscó en el mercado y encontró miles de opciones, pero ninguna a medida para el. Por ello, imaginó un dispositivo que te pudiese «fabricar una crema in situ en pocos segundos». Junto al resto de fundadores, Alberto Portillo (Ingeniero Aeronáutico y responsable de desarrollo del dispositivo Lesielle) e Inma Santiago (Responsable de Diseño & Usabilidad e ingeniera en Diseño Industrial y Desarrollo de Producto inició un camino que hoy ya está dando sus frutos.

Nuestro proyecto nació en Suiza en marzo de 2016 durante un desayuno con mi pareja. Nos dimos cuenta de la dificultad que tenía para encontrar un cosmético a mi gusto. Soy farmacéutico, y por ello tenía claro algunos puntos que debía cumplir el producto que buscaba:

1- Incluir los activos de tratamiento adecuados.

2- Que tuvieran una concentración óptima para que fueran eficaces.

3- Que estuviera adaptado a mi tipo de piel y fuera agradable de utilizar.

Lo que parecía sencillo, al final se convertía en una odisea: no encontraba la combinación de ingredientes ideal, no se adaptaba a mi tipo de piel. El hecho de que contengan perfume femeninos o que no indiquen claramente el porcentaje de activos (si no se indican, suele significar que son bajos y por tanto ineficaces) eran algunos de los problemas que se me encontraba.

Por un momento, mi pareja me sugirió que comprara un cosmético a medida. Sin embargo, estos son engorrosos de adquirir, además de tener que esperar varios días y sin garantía alguna de que me fuera a gustar (la textura o el olor por ejemplo). Además, en verano no uso la misma crema que en invierno, ni siquiera de día o de noche, ¿tendría que comprar una para cada situación?

Este proyecto tecnológico ya ha sido reconocido a nivel nacional por diferentes iniciativas. Tras ser finalista en los Premios CEPYME y recientemente ganadora de los Premios Andaluces de Emprendimiento por FUNDECOR, Lesielle confía en conseguir con éxito la financiación de su proyecto. Además, en 2017 fue una de las 20 startups andaluzas seleccionadas entre más de 200 iniciativas presentadas al Programa Minerva de emprendimiento que promueven la Junta de Andalucía y Vodafone España.

 

 

Actualmente el equipo de trabajo principal lo formamos tres personas:

 

Sus fundadores son Rubén Rubiales, farmacéutico especialista en industria, y Alberto Portillo, ingeniero aeronáutico

 

Alberto (Ingeniero Aeronáutico), Inma (Ingeniera de Diseño) y yo, Rubén (Farmacéutico). Además, contamos con el asesoramiento de Thomas Canonica (Banca e Inversión) y el programa Minerva, una lanzadera de Vodafone y la Junta de Andalucía. En la fabricación de cosméticos estamos respaldados por un reconocido laboratorio español.

 

 

¿Cómo se crea el cosmético ideal? 

Es muy sencillo:

1º Elegimos nuestra textura preferida (es la que aporta la hidratación y la que da la sensación que nos gusta).

2º Escogemos hasta 4 tratamientos concentrados. De esta forma siempre tendremos un tratamiento completo.

Además, conforme a nuestra política, siempre informamos de la cantidad de activos que incluimos (bastante superior a la media del mercado) para que el cliente sepa de verdad lo que está comprando.

3º Introducimos los botes en nuestro dispositivo y pulsamos un botón.

En 3 segundos tenemos una dosis única de cosmético personalizado. Para usarlo de nuevo ya solo será necesario pulsar el botón.

Con este sistema, una de nuestras ventajas más importantes es que podemos cambiar el cosmético cuando queramos para adaptarlo perfectamente a la situación. Por ejemplo, una textura más ligera cuando llegue el verano, o un efecto lifting antes de una cena importante. Solo cambiamos uno de los botes y pulsamos el botón.

Cuando queremos comprar un cosmético, normalmente nos fijamos en dos aspectos: el tratamiento (que sea efectivo) y la textura de la crema (que sea agradable de utilizar y que esté adaptada a nuestro tipo de piel).

Con Lesielle se sigue el mismo sistema, pero con la diferencia de que podemos escoger cada uno de ellos por separado en lugar de tener que buscar entre miles de productos.

Así, primero escogemos la textura que más nos agrada, y luego un tratamiento concentrado y a medida (ya sea mediante consejo de la experta en cosmética o, si lo preferimos, nosotros mismos). Tanto el tratamiento como la textura vienen en unos envases separados. Solo tenemos que introducir estos envases en el dispositivo Lesielle y pulsar el botón para obtener una dosis con la cantidad exacta que necesitamos de cosmético personalizado.

Además, tenemos la posibilidad de cambiar lo que queramos con tan solo modificar uno de los envases. Así podemos tener un cosmético diferente cada vez que lo deseemos.

 

El precio ha sido uno de los  pilares central del proyecto. Los creadores de Lesielle querían que fuera accesible a todos y que la cosmética personalizada no fuera un lujo. Gracias a que han industrializado un proceso que hasta ahora era semi-artesanal y a que apenas han invertido en publicidad, han conseguido ofrecer un precio de 30 euros el tratamiento mensual.

 

El segmento principal de clientes Lesielle es el de mujeres entre 25 y 55 años

 

 

123emprende
Buscador

Contacto

Suscríbete a nuestras novedades

Déjanos tu e-mail y te mantendremos informado...

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE