Qué es el falso autónomo

9 Julio 2018

Podríamos decir que el falso autónomo es una fórmula de contratación resultado de la pasada crisis económica. Muchas de las empresas con dificultades para cubrir sus necesidades de personal las han subsanado contratando a trabajadores autónomos.

No es el caso de las empresas que subcontratan o externalizan tareas, sino de aquellas que directamente cubren sus puestos de trabajo con autónomos. Con esta fórmula se consigue reducir costes eludiendo cargas de personal.

La crisis económica también ha llevado a muchas empresas a trabajar por proyectos y objetivos asignándoles equipos específicos de profesionales especializados. En algunos casos este personal forma parte de la propia plantilla de la compañía y, en otros, se suelen incorporar profesionales autónomos e independientes que varían según van cambiando los proyectos.

 

Las ventajas de contratar a un falso autónomo

Estos autónomos o freelance suponen cero costes administrativos y cero costes de Seguridad Social para el empresario. Pueden trabajar para varias empresas o proyectos a la vez y además suelen ser más baratos que los trabajadores convencionales.

Ellos corren con las cuotas a la Seguridad Social e impuestos, sus vacaciones no son remuneradas y no conllevan costes por despido o pagas extras. El despido es totalmente libre, es decir, no tienen que ser preavisados ni hay que justificar su no continuidad en la empresa.

Además, los honorarios son un gasto fiscalmente deducible. La empresa se desgrava el IVA en sus declaraciones cada trimestre en concepto de Servicios Profesionales Independientes.

 

¿Cuáles son los inconvenientes?

Aunque las principales desventajas de esta fórmula de contratación las sufre el propio autónomo, el gran inconveniente es que se trata de una opción poco ética y totalmente ilegal.

Como en la mayoría de los casos, el autónomo es el más perjudicado. Nadie cotiza por él. El falso autónomo se da de alta en el RETA y paga su cuota mensual, hace frente al IVA por las facturas emitidas y a un IRPF mayor, sus vacaciones no están retribuidas, no tiene salario mínimo ni derecho a indemnizaciones ni paro, a no ser que él mismo haya cotizado de forma voluntaria por cese de actividad.

Está claro que la pérdida de derechos laborales es más que evidente y que en este caso solo gana la empresa que contrata.

123emprende

Nueva ley de trabajo autónomo: Medidas fiscales.

La nueva reforma de trabajo autónomo contiene un conjunto de medidas de las cuales nos centraremos y profundizaremos en esta ocasión en las medidas fiscales.

Las mejores tarifas de telecomunicaciones para pymes y autónomos.

La elección de un determinado servicio de telecomunicaciones puede resultar complicada ante la amplia oferta que existe en el mercado. Los precios de los servicios varían dependiendo si se ofrecen a usuarios particulares o empresas.

Ayudas para la digitalización de pymes y autónomos

Más de cinco millones de euros en ayudas para apoyar la digitalización de 1.000 pymes y autónomos.

Bonificaciones para sustituir autónomos en baja

El mito del autónomo con salud de hierro que nunca enferma está cada vez más generalizado. Y no es para menos. Solo hay que consultar los últimos estudios acerca de las bajas laborales de estos colectivos.
Buscador

Contacto

Suscríbete a nuestras novedades

Déjanos tu e-mail y te mantendremos informado...

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE